Alberto Gerchunoff

Capital Intelectual publica en su colección Paisanos Alberto Gerchunoff. El argentino más judío, el judío más argentino, una biografía escrita por Ricardo Feierstein. El autor de dos clásicos (Historia de los judíos argentinos y Vida cotidiana de los judíos argentinos) vuelve ahora sobre la vida del mayor autor ruso de la primera mitad del siglo XX –a quien ya se había referido en otro libro, Alberto Gerchunoff. Judío y argentino, una antología publicada por Milá y prologada y criticada por él mismo.

Sin embargo, el idilio de Gerchu y su nueva patria no fue siempre feliz: su propio padre, Gershom Gerchunoff, cayó asesinado por la mano de un bandido, y hoy su tumba ocupa un lugar en el cementerio de Moisés Ville.

En “La marca en la literatura”, el capítulo 13 de Los crímenes de Moisés Ville, se cuenta el homicidio y sus derivaciones –que llegarían a ser culturales.

“¡Este hecho ha dejado consternada la población de esas colonias y completamente desamparados á los infelices huérfanos!”, se leía en una noticia publicada en el diario La Unión, de la colonia de Esperanza, el 3 de marzo de 1892. Uno de esos “infelices huérfanos” era, por supuesto, el propio Alberto Gerchunoff.

Con los años, este periodista del diario La Nación y primer director de El Mundo (donde luego brillaría Roberto Arlt), llegado al Sur quizás en 1891 o en 1892, se convirtió en una figura central en la cultura argentina: a él se debe la marca de los “gauchos judíos”, término con el que tituló su primer libro, publicado en 1910 bajo la tutela de Leopoldo Lugones.  A él se debe, también, el intento por integrar simbólicamente a los inmigrantes de la gran ola.

“La figura de Gerchunoff invade los terrenos de la bohemia literaria, la política, el periodismo, la vida comunitaria, su infatigable accionar contra todos los totalitarismos y, sobre todo, la construcción de una estrategia literaria que enfrenta con éxito las postulaciones xenófobas de algunas elites de la sociedad que lo cobija”, escribe Feierstein.

Etiquetas: , , ,