Hace dos días, Horacio Embón me invitó a su programa. Él, que a su vez es descendiente de colonos de Entre Ríos y que escuchó hablar ídish en su hogar natal, definió a la de Los crímenes de Moisés Ville como «una historia estremecedora de tantos muchachos que tenían un sueño en América». Y señaló que, más allá del caso Gerchunoff, «también hubo muchos contrastes e historias brutales que merecen ser contadas».

Etiquetas: ,