Después de unos setenta años, el gran himno de Jevel Katz a la colonia cobra nueva vida de manera totalmente inesperada: no ocurre en manos de un hijo de Moisés Ville, ni siquiera de un descendiente de colonos, ni tampoco de un argentino. Es Ulysses Álvarez -de madre suiza y judía, y de padre colombiano y católico- el que toma las líricas del Gardel Judío, sin haber venido jamás tan al sur, y las retoca con flow de rap.

Su versión es moderna, ganchera, tremenda:


“Descubrí esta canción a través de mi mamá, que canta canciones en yiddish y en ladino”, me dice vía mail. Ulysses es un baterista que ha tocado en varias bandas de rock, pop, funk, y noise, y que ahora está dedicado a su propio proyecto de rap y de música experimental y pop.

Sigue: “Mi madre siempre descubre y me hace descubrir nuevas canciones y poemas de artistas judíos de todos los tiempos. Y como tengo raíces judías y raíces latinas, para mí esta canción es una mezcla de dos partes muy grandes de mi identidad”.

Ulysses dice que le encanta Jevel Katz y que tiene las versiones de “Moisés Ville” en ídish y en castellano. “Las letras que rapeo en esta canción son las letras de Jevel, tal cual. Me gusta mucho el cinismo que hay en ella; eso es algo que me gusta en la cultura judía: la propia ironía”.

Etiquetas: ,