Apuntes etiquetados en Alberto Gerchunoff



En el rostro del inmigrante

Por José Juan Zapata

José Juan Zapata en la Casa Mudéjar, en Torreón

A punto de abordar un tren, camino en la estación de Retiro y contemplo las viejas estructuras de hierro de sus andenes, vestigios de un pasado monumental. El mismo fervor de privatizaciones de los años noventa que acabó con el esplendor del ferrocarril argentino, también terminó con el tren de pasajeros en México. La última vez que subí a un vagón de ferrocarril tenía quizá cinco o seis años. El hecho de volver a pisar un tren era un acto de hondas resonancias para mí. Había cercanía, pero también lejanía en el espacio y en el tiempo. Un tren en el sur, muy al sur, para recordar un pasado entrañable en el norte.

De mi infancia queda, guardado en un un librero en una casa de Torreón, un álbum fotográfico de pastas azules, lleno de fotos antiguas, amarillentas, donde aparecen mis padres -tan jóvenes como los recuerdo siempre- y yo -tan pequeño como no volveré a ser nunca-. Hay también tarjetas de felicitación, un pequeño almanaque del año 1984 y un curioso árbol genealógico que llenaron mis padres a mano.

Quería escribir algo sobre lo que representaba ser inmigrante en Argentina, como lo soy ahora. Pero por más que pienso, no puedo sino volver al pasado, a indagar así sea por unas líneas lo que significa venir de una pequeña ciudad del norte de México llamada Torreón.

Ampliar



Alberto Gerchunoff: una nueva biografía

Alberto Gerchunoff

Capital Intelectual publica en su colección Paisanos Alberto Gerchunoff. El argentino más judío, el judío más argentino, una biografía escrita por Ricardo Feierstein. El autor de dos clásicos (Historia de los judíos argentinos y Vida cotidiana de los judíos argentinos) vuelve ahora sobre la vida del mayor autor ruso de la primera mitad del siglo XX –a quien ya se había referido en otro libro, Alberto Gerchunoff. Judío y argentino, una antología publicada por Milá y prologada y criticada por él mismo.

Sin embargo, el idilio de Gerchu y su nueva patria no fue siempre feliz: su propio padre, Gershom Gerchunoff, cayó asesinado por la mano de un bandido, y hoy su tumba ocupa un lugar en el cementerio de Moisés Ville.

En “La marca en la literatura”, el capítulo 13 de Los crímenes de Moisés Ville, se cuenta el homicidio y sus derivaciones –que llegarían a ser culturales.

“¡Este hecho ha dejado consternada la población de esas colonias y completamente desamparados á los infelices huérfanos!”, se leía en una noticia publicada en el diario La Unión, de la colonia de Esperanza, el 3 de marzo de 1892. Uno de esos “infelices huérfanos” era, por supuesto, el propio Alberto Gerchunoff.

Ampliar